En la cocina: bocaditos de almendra

enero 22, 2019 Paula Casella

Estos bombones son lo más!!! Se pueden congelar, así tendrás algo dulce y sano para picar siempre a mano!!!

Para empezar pondremos a hervir con un poco de agua los dátiles hasta que estén tiernos y se peguen entre sí. Escurrirlos si quedara agua y dejar que se enfríen un par de minutos.

En un robot de cocina triturar los cuatro ingredientes hasta obtener una pasta pegajosa (un par de minutos).

Forrar una bandeja con papel vegetal y esparcir la mezcla. Meter al congelador unas tres horas. Sacar, dejar unos minutos fuera y cortar los bombones. Se conservan congelados, y cuando deseen comerse hay que dejarlos unos minutos a temperatura ambiente.

Eso es todo!! Y si deseas darle una vuelta más, le agregas unos frutos secos picados… Quedarán crujientes y deliciosos!!!

recetabocadosalmendraMed

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *